Encuentro Real Madrid – Barsa, uno de los más esperados

El pasado domingo 23 de abril se celebró en el Santiago Bernabeu, sede del equipo del Real Madrid uno de los juegos más esperados de la temporada. Se enfrentaban el Barcelona y el Real Madrid. Y al igual que en uno de los emocionantes juegos de blackjack, en donde las cartas están echadas y solo hace falta esperar que el croupier voltee las suyas para determinar quién será el ganador, así mismo estaba toda la suerte echada en el campo de fútbol.

Como es costumbre, el equipo de Real Madrid salió con toda su energía aprovechando la ventaja que le da ser equipo local y contar con una gran cantidad de fanaticada que desde las gradas inspiraban a los jugadores. De esta manera salieron al terreno con la intención de sentenciar la liga.

Para la fecha el equipo de Real Madrid estaba de primer en la competición con un partido menos, mientras que por otro lado el equipo de Barcelona estaba a tan solo 3 puntos del puesto de liderazgo. En caso de que Barcelona lograra consolidar el triunfo se colocaría como líder provisional por diferencia de goles entre ellos. Por su parte, si el equipo de Real Madrid lograba el triunfo que salió con todas sus fuerzas a buscar, prácticamente sentenciaría el campeonato a su favor. Esto, al considerar las pocas fechas que quedan en el calendario del campeonato y además por la fortaleza del equipo y las pocas probabilidades que tienen de perder los futuros encuentros.

Desde los primeros segundos el técnico del Real Madrid, Zidanne, alineó a su equipo de gala, por lo cual recibió muchas críticas de personas fanáticas que consideraron esto como un error estratégico y una visión equivocada de cómo se debía iniciar el partido.

Quizás lo que sucedió en el campo le dio la razón a quienes lo criticaron, ya que el jugador Gareth Bale, quien por cierto es el jugador más caro de la nómina del Real Madrid, venía con una lesión que según algunos, le impedía demostrar su mejor potencial durante el partido. Como algunos esperaron, Bale se lesionó durante el primer tiempo y ser inmediatamente sustituido.

El primer gol del partido tuvo lugar durante el primer tiempo y fue a favor de los locales en las piernas del brasileño Casemiro, quien luego de un rebote en el post por una falta cobrado logró alcanzar la malla contraria. Minutos después el argentino Messi logró igualar el marcador.

El desempate lo consolidó el equipo de Barcelona minutos después por medio de un disparo del jugador croata Iván Rakitik. Finaliza así el primer tiempo con un marcador a favor del equipo de Barsa  y el desconcierto del equipo local y de sus seguidores no solo de España sino del mundo entero.

Ya en el segundo tiempo, es expulsado el capitán Ramos por una fuerte entrada contra el jugador Messi, lo que hace que el Real Madrid quede con tan solo 10 jugadores. Sin embargo, cuando entra en el campo el colombiano James, logra adelantar al defensa con un centro a ras del suelo de Marcelo para igualar de esta manera el partido a 2 goles por lado. Este tanto definitivamente levantó el ánimo de los locales.

Cuando ya se creía que estaba todo acabado, en el minuto 93 o 3 del sobretiempo, un contragolpe del Barsa que comenzó Sergi Roberto, le dio el pase a Andrés Gómez y este otro pase a Alva para que éste colocara el balón hacia atrás el cual fue batido por Messi directamente hacia la portería segundos antes del pitazo final.

 
 

Share this Post